Con este blog queremos ayudar a los propietarios de mascotas, mejorar la salud de sus animales domésticos y acompañarles en el difícil momento de su despedida.

¿Es normal que un gato tenga la nariz seca?

Gato con la nariz seca

Es habitual que los gatos tengan la nariz húmeda y también es normal un gato con la nariz seca, tanto fría como caliente. A veces puede parecer que está más seca de lo habitual, y si a esto se le suman otros síntomas, puede hacernos sospechar que hay algún problema. Está muy bien observar estos pequeños detalles para poder detectar cuanto antes cualquier signo de enfermedad, pero para no alarmarnos sin razón, vamos a ver los motivos por los que la humedad de la nariz de un gato puede variar.

La importancia de una nariz felina saludable

La salud de la nariz es esencial para los gatos, ya que utilizan este órgano para percibir olores y comunicarse con otros de su especie. Aunque no cuentan con habilidades olfativas tan desarrolladas como los perros, una nariz sana es fundamental para su día a día.

Los gatos utilizan feromonas para comunicarse, tanto para establecer territorios como para buscar pareja. Además, el olfato también desempeña un papel importante en la búsqueda de comida, especialmente en gatitos que dependen de él al nacer.

Por lo general, los gatos tienen naturalmente la nariz ligeramente húmeda debido a que la lamen con frecuencia y producen secreciones para favorecer su sentido del olfato. Contrariamente a la creencia popular de que los gatos sanos siempre tienen la nariz húmeda, una nariz seca también puede ser normal en gatos sin problemas de salud.

Por qué la nariz de mi gato está seca

La humedad de la nariz puede variar a lo largo del día según el entorno. Por ejemplo, si el gato está tomando el sol o se encuentra cerca de la calefacción u otra fuente de calor, es probable que su nariz se vuelva seca y caliente, reflejando simplemente las condiciones del ambiente, sin que haya relación directa con su estado físico.

Si observas cambios repentinos en la humedad nasal de tu gato, junto con otros síntomas como falta de apetito, fiebre o debilidad, podría ser indicativo de una enfermedad. Estos son algunos motivos por los cuales un gato puede presentar la nariz seca.

Fiebre

Es cierto que en un entorno cálido y seco es normal que la nariz de un gato esté caliente y seca, pero también puede ser un síntoma de fiebre. Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que una nariz seca en gatos no necesariamente indica fiebre, pero si hay fiebre, es probable que la nariz esté más caliente y seca de lo normal.

Para confirmar si tu gato tiene fiebre, lo mejor es tomarle la temperatura. Si no te sientes seguro haciéndolo en casa, es recomendable llevarlo al veterinario para que lo haga allí. La temperatura normal de un gato es de 38-39 °C, ligeramente más alta que la nuestra, y en cachorros puede llegar hasta 39,5 °C.

Deshidratación

La deshidratación también se ha relacionado con la nariz seca en los gatos. Sin embargo, al igual que con la fiebre, no es un indicador definitivo. Un gato puede tener la nariz seca y estar bien hidratado, o viceversa. Sin embargo, es probable que si está deshidratado, también tenga la nariz seca.

Para evaluar la hidratación en perros y gatos, una buena técnica es pellizcar la piel de su espalda y observar si vuelve rápidamente a su lugar. Si la piel tarda en volver o no lo hace, puede ser un signo de deshidratación y requiere atención urgente.

Enfermedades

Es importante prestar atención a ciertos detalles en la nariz de nuestro gato que podrían indicar problemas de salud. Hay que observar si, además de sequedad, la nariz presenta surcos, descamaciones, costras negras, grietas, heridas, cambios de coloración, secreciones o lesiones. Incluso una pequeña cantidad de moco seco alrededor de las ventanas nasales podría ser un signo de alerta.

Estos síntomas pueden estar revelando diversas afecciones, desde problemas dermatológicos, hasta una infección vírica como la rinotraqueítis, e incluso algún proceso cancerígeno. Si te preguntas por qué mi gato tiene la nariz seca y, además, observas cualquiera de estos signos, es importante que le lleves al veterinario cuanto antes para una revisión adecuada.

Nariz seca en gatos

Qué hago si mi gato tiene la nariz seca

Como decíamos al principio, la nariz seca en los gatos puede deberse a diversas causas naturales e inofensivas. Los días calurosos, la exposición al sol, la falta de líquidos en la dieta, la edad avanzada y el aire seco de la calefacción son factores habituales que pueden hacer que la nariz del gato no se sienta fresca y húmeda. Si la sequedad se debe a estas causas, no hay motivo de preocupación siempre que el gato tenga acceso a agua y no presente otros síntomas alarmantes. Si el gato tiene la nariz seca y además presenta algún otro síntoma, la recomendación es que lo vea un veterinario.

Si, por el contrario, tu gato pasa de tener la nariz seca a tenerla mucho más húmeda de lo habitual, con secreciones o goteo, puede ser señal de que está padeciendo una alergia o un resfriado. Algunos catarros virales en gatos pueden ser bastante graves, otros, simplemente, se curan con reposo, así lo mejor es acudir a una revisión veterinaria para descartar una enfermedad seria. De todas formas, lo normal es que la humedad en la nariz del gato vaya variando a lo largo del día, según el clima, la temperatura o las actividades del felino.

Cómo evitar que tu gato tenga la nariz seca

Si la respuesta a por qué la nariz de mi gato está seca son los factores ambientales, entonces hay que revisar las condiciones del entorno en el que vive el animal. Proporcionar un espacio protegido, libre de corrientes de aire y con una temperatura confortable puede ayudar a mitigar la sequedad en la nariz del gato, especialmente en situaciones como días calurosos o exposición al aire seco de la calefacción.

Además, hay que asegurarse de que siempre tenga acceso a agua fresca. A algunos gatos les cuesta más beber agua, y en estos casos, las fuentes pueden ser una buena opción para incentivarlos a beber más y mantener una adecuada hidratación.

 

Como vemos, en principio no hay que preocuparse por un gato con nariz seca, siempre y cuando no haya otros síntomas y la piel de la zona se vea sana. No obstante, ante la duda, siempre puedes consultar con un profesional. Con los mejores cuidados y atención ayudarás a tu gato a tener una vida larga y feliz. Cuando llegue el momento de la triste despedida, puedes contar con el apoyo de Adiós Mascota, nosotros nos encargamos de todo para aliviar tu dolor durante el proceso de duelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita y enviarle ofertas relacionadas con nuestros productos y servicios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Suscríbete por email

¿Tienes dudas? Escríbenos y te las resolvemos.

    [recaptcha]

    Responsable del fichero: ZIA6 S.L . Finalidad: gestionar el envío de la información que nos solicita y enviarle ofertas relacionadas con nuestros productos y servicios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de privacidad

    Si quieres, puedes compartir este artículo:
    Compartir en facebook
    Compartir en twitter
    Compartir en whatsapp
    Compartir en email