Con este blog queremos ayudar a los propietarios de mascotas, mejorar la salud de sus animales domésticos y acompañarles en el difícil momento de su despedida.

Principales causas de muerte de los inseparables o agapornis

Causas de muerte de los inseparables o agapornis

Los agapornis son la especie de ave más común como mascota, al igual que las ninfas, los canarios o los periquitos. Se los conoce también como “inseparables”, porque son increíblemente sociales y crean lazos de por vida. Al igual que con cualquier otra mascota, es fundamental conocer las necesidades, las enfermedades comunes y las causas de muerte de los inseparables, para poder brindarles los mejores cuidados y proporcionales una vida larga y llena de salud.

Cuáles son las enfermedades de los agapornis más frecuentes

Las aves son vulnerables a enfermedades que no son tan frecuentes en mamíferos, y es importante saber cuáles son para poder detectarlas a tiempo. Estas son las enfermedades de agapornis más frecuentes.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de la membrana interior del párpado. En muchos casos da lugar a infección. Es bastante común en agapornis y suele estar provocada por alergias, corrientes de aire o golpes. Para evitarlo, hay que mantener al animal lejos de corrientes de aire y limpiar con frecuencia sus espacios.

Desnutrición

El problema nutricional más frecuente en agapornis son las deficiencias de calcio y vitamina A. Puede ocurrir a cualquier edad si no se les proporciona una dieta adecuada. Algunas personas piensan que los preparados de semillas a la venta para agapornis son suficientes para una alimentación completa y equilibrada. Sin embargo, las semillas y los cereales deben ser solo el 45-50 % de su dieta, que se tiene que complementar con verduras, frutas y frutos secos.

Diarrea

La diarrea es otra de las enfermedades de los agapornis más habituales, ya que tienen un sistema digestivo un poco delicado. Puede tener diferentes orígenes: virus, parásito, bacterias, hongos, incluso cloacolitos, una especie de piedras en la cloaca. Es importante estar siempre pendiente de las deposiciones del animal para poder actuar rápidamente.

Patas inflamadas

Las patas de estas aves pueden presentar inflamación por infección bacteriana. Puede estar provocado por una mala higiene de su jaula, y que el suelo o los palos hayan acumulado suciedad y microorganismos que terminan dañando las delicadas patas del agapornis. También puede deberse a alguna herida o corte accidental. Se reconoce porque las patas tienen un color diferente al habitual, o bien presenta zonas abultadas o costras.

Resfriado común

El resfriado común en agapornis se parece bastante al que padecemos los humanos. Provoca dificultad respiratoria, estornudos, mucosidad, tos, ojos hinchados y en ocasiones diarrea. Suele estar acompañado de apatía e inapetencia. Una de las principales causas son los cambios de temperatura, proporcionarle agua demasiado fría, o dejarle expuesto a corrientes de aire.

Retención del huevo

Ocurre cuando las hembras de agapornis no pueden expulsar el huevo. Puede ocurrir porque el ave tiene alguna deficiencia nutricional y el huevo no se ha formado bien, porque la cáscara es demasiado áspera o el huevo demasiado grande. Es muy doloroso para ellas y puede terminar provocando una peritonitis muy grave.

Acariasis

Las aves son muy vulnerables a las enfermedades provocadas por ácaros. La acariasis ocurre cuando cierto tipo de ácaros, el Stermostomade tracheacukum, se adhieren en el interior de la garganta, provocado falta de apetito y problemas para respirar.

Estrés

Los agapornis son aves emocionalmente muy sensibles y al ser seres muy sociales, pueden desarrollar problemas de estrés cuando las condiciones no son las adecuadas. Ruidos fuertes, ambientes poco tranquilos, una socialización inadecuada, una jaula pequeña o un manejo excesivo son algunos factores que causan estrés en aves. Algunos síntomas son la automutilación (arrancado de plumas), anorexia o estereotipias (conductas repetitivas).

Agapornis

Cómo saber si mi agapornis está enfermo

Identificar un agapornis enfermo no es difícil porque se notan cambios bruscos en sus comportamientos. Cuando estas aves se encuentran mal, se sienten indefensas, así que optarán por quedarse muy quietas, en un lugar donde se sientan seguras. Generalmente, los agapornis son activos, revolotean, se acicalan e interactúan con el entorno. Pero si un día está demasiado quieto, es motivo para sospechar que puede estar enfermo.

También suelen presentar el acto reflejo de cerrar o entrecerrar los ojos, sobre todo cuando están sintiendo dolor, mucha fatiga o cansancio físico. Otra señal muy clara de que le está pasando algo, es que el agapornis se arranca las plumas. Esto suele está relacionado con un fuerte nivel de estrés, falta de estímulos, problemas en la piel por falta de higiene, o picor a causa de los ácaros.

Por último, hay que vigilar las deposiciones del animal, que son el principal indicador de posibles enfermedades gastrointestinales.

Ante cualquier síntoma de enfermedad, es conveniente llevar al agapornis a un veterinario especializado en animales exóticos. Cuando se trata de un animal tan pequeño, el tiempo puede correr rápidamente en su contra.

Causas de muerte más comunes de los inseparables

Las causas de muerte de los inseparables más frecuentes son las infecciones gastrointestinales, las enfermedades víricas y el atasco del huevo.

También puede morir por infartos si se les somete a situaciones de fuerte estrés. En muchos casos el fallecimiento pilla desprevenidos a sus cuidadores, porque no han sabido identificar los síntomas o no los han considerado de gravedad. Es por eso que, al mínimo signo de cambio en el comportamiento del agapornis, hay que acudir a la consulta de un veterinario especializado en aves. Si a pesar de todos los cuidados no llegas a tiempo, puede contactar con Adiós Mascota para darle una bonita despedida a esa mascota tan querida.

Los agapornis son conocidos también como los “pájaros del amor” porque son increíblemente sociables y necesitan vivir en pareja. La soledad puede hacerles sentir tristes y afectar a su sistema inmune, aumentando el riesgo de contraer enfermedades. Por eso es siempre mejor tener dos o más de estas aves. Si uno de ellos fallece, y el otro se queda solo, es muy probable que termine muriendo también a causa de la depresión, de ahí a que sean inseparables. Esto significa que, si uno de tus agapornis ha muerto, es recomendable que consideres adoptar a otro para darle un nuevo amigo al viudo.

Teniendo en cuenta las enfermedades y las causas muerte de los inseparables, podrás estar mucho más atento a cualquier señal de que algo no va bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Si quieres, puedes compartir este artículo:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email