fbpx

Con este blog queremos ayudar a los propietarios de mascotas, mejorar la salud de sus animales domésticos y acompañarles en el difícil momento de su despedida.

Qué es la dirofilaria canina

Dirofilaria canina

Una de las enfermedades que más muertes provocan en los perros es la provocada por la dirofilaria. El pronóstico para la salud del animal es poco halagüeño, por lo que conviene saber todo lo posible acerca de la dirofilaria canina para atender a sus síntomas y dar un tratamiento rápido y eficaz lo antes posible.

Dirofilaria canina: qué es y sus síntomas

La dirofilariosis cardiopulmonar es una zoonosis (una infección que salta entre especies y que desarrolla síntomas en ambas o en la segunda) del Dirofilaria immitis, un nematodo que suele conocerse con el nombre de gusano del corazón. El modo de transmisión de este nematodo es a través de la picadura de mosquitos culícidos de los géneros Aedes, Anopheles y Culex.

En la picadura, el mosquito inocula al perro las larvas del nematodo, el cual comenzará a desplazarse por su torrente sanguíneo hasta llegar a las arterias pulmonares en un plazo no superior a seis meses. Allí será donde crecerá y permanecerá durante toda su vida adulta.

La dirofilaria canina se desarrolla mayormente en climas cálidos o subtropicales, que constituyen el hábitat natural de estos mosquitos. Sin embargo, a causa del calentamiento global, estos insectos ocupan cada vez más territorios y ponen en peligro a perros que, normalmente, no estaban expuestos a este riesgo.

Cuáles son sus causas y consecuencias

La causa del desarrollo de la enfermedad es atribuible solo a la picadura de los mosquitos culícidos. No hay razón alguna para que este parásito se desarrolle de forma espontánea en el organismo del perro o que se contagie por ingesta de huevos, a diferencia de otros nematodos como la tenia.

En consecuencia, mientras la dirofilaria esté viva, el perro desarrollará una hipertensión pulmonar y será susceptible de sufrir una insuficiencia cardiaca con el paso del tiempo. Pero si muere de forma espontánea, taponará la arteria pulmonar causando un trombo que puede provocar la muerte del animal.

Dirofilaria canina

Cómo tratar la dirofilaria canina

El tratamiento de la dirofilariosis es complejo y costoso, por lo que la mejor herramienta es la prevención, no solo en cuanto a evitar que el perro esté expuesto en zonas endémicas (algo muy complicado cuando se vive en una de ellas) sino en lo tocante a un tratamiento médico preventivo.

Estos tratamientos consisten en la administración temprana de profilaxis cuando todavía son cachorros (dos meses) y siempre bajo la supervisión de un veterinario clínico. La vigilancia debe mantenerse durante todo el año, ya que la estacionalidad no influye en la transmisión del parásito en las zonas endémicas.

Los productos que se utilizan para este tratamiento son las lactonas macrocíclicas, que se administran una vez al mes si son por vía tópica u oral, o una vez al año si se trata de inyecciones. Con este tratamiento, las larvas de dirofilaria ven interrumpido su desarrollo y causarán menos daño al perro.

La dirofilaria canina es una de las enfermedades con mayor índice de mortalidad en los perros. Ante el riesgo de que tu perro contraiga la enfermedad, y si el tratamiento no ha surtido efecto, en Adiós Mascota nos haremos cargo de todo lo necesario para brindarle la mejor despedida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si quieres, puedes compartir este artículo:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email